Viaje al mundo de las almas.

Viaje al  mundo de las almas.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

El Juramento que solo tu controlas. La Muerte no existe.

Estamos en la Nada.
No puedes escapar de la barca, porque está sumida en la profundidad donde lo que existe, se realiza en ese segundo y ni antes ni luego...Nada.
Realzar cada segundo, con la emoción penetrante, hará de ese suceso un recuerdo, porque no existe el tiempo. Todo se termina, donde comienza.
Una vistosa comitiva, de seres empalagados en si mismos, tratando de sobrevivir de la nada.
Queriendo la posteridad, convertirse en un sueño lejano, que pasa a ser luego: Nada.
Los desniveles sociales, abruptos, injustos, donde solo se muestran las espaldas al dolor, a la compasión.
Pero hubo principios, de larga historia perdida y que nadie recuerda. Solo viejos libros, que se traducen en cientos de lenguas y que deslumbran por sus palabras y honda interpretación de una verdad que no existe.
Sí , existió... esa,  es una verdad. 
Pero son escrituras, que quienes las leyeron, ellos la han transformado, quedando la verdad escondida por intereses de personas que ya no existen en la tierra.
Dioses del Universo.
Portadores de nuestra Humanidad.
En sueños me quedan vuestras palabras.
Justicia desnuda y sin tropel anudada en papeles.
Dejando secuelas en una Humanidad desprotegida.
Junto mis manos, como una plegaria, implorando Oh Dioses, lealtad a estos esclavos que están en la tierra.
Seres con los efectos de una maldad inigualable y sin embargo, ellos se someten, y continúan sintiendo amor,  afectos, compasión.
Es difícil comprender esta Oración
Cuando un Ángel, transformado en serena luz,  me dijo anoche:
- Deja tus pensamientos a un lado...no  das paso a tu mente. No dejas dar luz a tu camino.
En blanco me quedé , no cuento el tiempo que no existe, pero comencé a ver entrelazadas cintas de color rojo y variados colores.
- Estás sola, emprende el camino como tal.
Con voz inteligible en Alfa...
Tu, pondrás las Leyes,  pero las cumples.
Tu haz el camino ,  y lo recorres en  todo el tramo.
No saltes los trayectos.
Discreción, habilidad, entendimiento.
Es tal, como un Juramento que harás de tu vida y solo tu controlas.
No hay olvidos ni de tu parte ni de de nada ni nadie.
Estos Reinos se hicieron para ser gobernados así y no como es o lo hacen sentir.
Debes saber gobernarte, es un Reino donde solo debe guardarse la Paz y Justicia.
y Defender con todas tus fuerzas , las Leyes.
La Virgen que has construido, hace unos años,
Frente a tu morada, mira la puerta de tu vida y de quien more en ella.
Mi cabeza en la almohada y esta visita inesperada
me confió mi propia vida. Me hizo comprender que no existen los poderosos como seres que así se hacen ver y valorar.
Son momentos de murmuración más no de acción.
La acción, son fétidas decisiones pero no de quienes colocan su vida en la batalla, donde el defender su propia vida, no es tal.
Solo existe la muerte en ese tramo de la vida impuesta. 
Los Poderosos están muy alto y lejanos, para dejarse llevar por los vaivenes de sus propias acciones y decisiones.
Tienen cátedras, florecientes Universidades
estudios honorables , más solo para ellos.
Los súbditos deben sucumbir en la ignorancia, obediencia ciega y el pago de cada paso que dan en la vida....enriquece hasta cada muerte.
Cuanto poder en cada uno de ellos.
Sumados....sumados...son miles de oraciones, de amor, de paz de compasión.
Imposible vencerlos !






Pero este mundo caótico, está en llamas.
Y he recomenzado mi viaje al principio de la Historia.
Los Torreones de un sitio, existente en Yucatán.
Solían estar allí, los Sabios de nuestra tierra.
Y mi almohada esconde los gritos de existencias, que al querer saltar antes del amanecer, para acallar el dolor, me encuentro atrapada.
Personajes nobles, me rescatan y abruptamente me encuentro en mi nave.
Dejo atrás mi reposo y ante el formidable fuego , donde las llamas cubren todos los sitios habidos en cada ángulo . Hoguera inmersa en la ignorancia y frialdad, en el egoísmo y la saciedad.
Paredones sangrientos, y en cada muro, los lamentos en cada seca gota,  se puede oír.
Medio desnuda, me encuentro en mi Nave Sagrada....
No existen los difuntos, por las dimensiones por las que surcamos. Salimos del Yucatán, donde el Dios del Sonido, Grabie,  nos remonta con sus vibraciones , como una despedida que trasciende las galaxias estelares, música como oraciones.
Dando al sonido, baños de notas vibratorias que suelen sentirse en pleno en todas las galaxias.
El Dios Grabie, aprueba nuestra despedida con entusiasmo. Sabe que nuestra piadosa salida, tiene objetivos de fuerza y el es Sabio de entendimiento agudo y filosofía del antiguo vivir.
Venévolo Dios, dejo tu gentil figura , tus sonidos rasgaron los cielos y guarda cada nota, empujes hacia la Libertad .
Nos encontramos, la tripulación, Khümaraj y Javierus contemplando el venir.
Miles de pendientes escabrosas, dimensiones que se van abriendo a nuestro paso.
Grande es el ímpetu hacia lo desconocido.