Viaje al mundo de las almas.

Viaje al  mundo de las almas.

martes, 23 de abril de 2013

El Cosmos de Elodio: Los Heracontes.






Javierus en el Cosmos 

   Disturbios en el Cosmos.
Oscuras intenciones  corresponden a Los Heracontes.
Un reinado de herejes que cruelmente dominan infinidad de espacios celestes.
Y dando la idea que navegan en  espacios como si fuera el océano, quizás escapados de otra dimensión, quizás muertos , continuan la tarea en la categoría de renegados y llevan  pertechos quizás raros para nuestra comprención.
Los Heracontes tienen un líder que batalla con el único propósito de conquistar y dominar todo, cuanto se forme en el Universo.
Los navios , casi deshechos por los temporales de soles de las inmensidades de cielos desconocidos , aún reclutan personas pendencieras, que llegan de otra vida, con esas mismas calificaciones.
Ahora alimentan  su perversidad con el Capitán que no conforme con los resultados , los deshecha como prisioneros, en jaulas , arrojándolos a las infinidades desconcertantes de galaxias.
Los alimentos en la dimensión en la que ahora viajamos, son alimentos que provienen del pensamiento .
El archiduque Oícaro , representa con su apariencia , el talante de una personalidad avasalladora y su aspecto ,  de atuendo  exuberante ; lleva una chaqueta  bordada en oro y plata y los botones son  diamantes y perlas.
Medias calza  de lana color negras y el muslo de terciopelo color rojo oscuro. Una gran capa  cubre su figura.
Tiene un proyecto en su mente : penetrar atmósferas de un planeta, desviando meteoritos con gases fulminantes y destruir los seres vivientes.
Es un gran alquimista de las materias que degradan la intensa expresión de la naturaleza.
Quién sería este personaje, que en  vida , cometió tanta maldad?
Tenia el nominativo de : Archiduque.
Había sido de la Nobleza.
Los Heracontes no eran los únicos en el Cosmos que tenían la misma finalidad.
En el Universo existen leyes en la que todo comienza y termina.
  También otras leyes que comienzan en  soplos  luego se manifesta en segundos con nuevos elementos codificandose para armonizar cada entidad y  se refuerzan  para tomar formas.
Otras leyes son inquietantes , temibles.
Son preceptos , normas del Espacio.
Caminos sin días , sin noches, pesadas y tumultuosas cadenas, llevan cada uno de estos personajes , llenas de pesares y culpas .
No tenemos conocimientos del  Infinito, aún así Oícaro sabe orientarse.
Los ruidos del Espacio son inestables , están supeditados a hilos invisibles , luces inextinguibles 
El Archiduque , conoce las zonas oscuras y tenebrosas ;dirige su nave con  impulso y capacidad   .
Suerte de planetas tienen sus marcas.
Dibujos que seres de planetas extinguidos planeaban en otras dimensionales etapas y trazaban en la superficie , los signos que ellos identificarían por siglos.
En estos sitios existe la apariencia de infinito.
Añoranzas de horizontes lejanos y tratan de llegar a ellos por todos los rumbos y renovado intento.
Oícaro emprende con sanguinario pensamiento el rumbo a un planeta que recién comienza a despertar.
Su nave es un arsenal  de gases que el va capturando de cada explosión o gases 
de soles incandencentes.
Se están acercando , la nave ante las turbulencias , se inclina.
Hay rutas en el espacio y también hay rutas que estan paralelas pero de otras dimensiones.
Son invisibles unas a las otras.
Se preparan para el ataque , se acercan los galeones.
La incertidumbre del misterio se apodera de Oícaro.
Los cañones que en otros tiempo, lanzaban fuego y destruían ciudades , ahora estan armadas con elementos de atómos y gases, fluídos y rayos de gran poder y eficacia para destruir.
El Archiduque , se inclina en su mesa de navegante y manipula instrumentos para llegar a la meta.
La lectura de la cifra daba el angulo y  era la altura que necesitaba para acercarse.
Un ángulo como centro y un radio igual al cuadrado lo trazaba y volvía a dividir sucesivamente en circulos al cuadrante.
Le falta medir las alturas de los cuerpos celestes que están atravesando.  Si ...no hay dimensiones, pero áreas de la mente ubican zonas , espacios y separan el universo en huecos de acuerdo a las intenciones.
El Triquetum , lo ayudan , porque no tiene otros conocimientos solo esa capacidad que es la destreza de la perversidad
No es eficaz pero constituía un elemento de ayuda.
La nave se acerca.
Frente a la tripulación , un planeta fantástico , grandioso resalta y confunde por su magnificencia.
Irradia una luz desconocida también aterradora.
Divisa con capacidad pasmosa a sus enemigos.
Pero como puede ser?
Nada dificulta que arremeta con armas  o aún más poderosas que las que porta Oícaro en  sus navios.
El Archiduque  percata  que ese planeta luminoso, descomunal , es el nuevo desafio.
Jamás a sido vencido Oícaro y lleva a cuestas una monserga en su espectro , atiborrada de martirios ajenos.
Viento , ráfagas que provienen de una luz fría , gélida que a los personajes en esta dimensión , equivale a desintegrar el ánimo , a confundir el juicio , y filamentos de las etéreas siluetas van desapareciendo.
El Archiduque  capta esta luminicencia y prepara su artilleria . Un extraño aparato  se eleva de su Galeón , un potente telescopio. Aterrador aspecto que consuma con trazos de luces fulminantes e imparte invisibles centellas  Con su componente y contextura que proyecta como un espejo , la misma luz que envia el Planeta desde sus anillos protectores.
Pero la luz que emiten estos anillos no son propias , provienen de otra esfera muy lejana que hace de barbacana ,  especie de fortificación que amuralla la entrada para impedir la invasión a entes de naturaleza  desconocida.  
Los derechos absolutos , son para aquellos que la lucha tiene el objetivo de defender para no estar confinados a la estrechez del pensamiento.
Una franja espejada comienza a extenderse y el planeta queda inmóvil  y el anillo  comienza
a activarse , oscilando.
Oícaro , avista resplandores que alteran su tendencioso camino y sabe que si es derrotado una ley lo condena más aún .
La radiación los expulsa con fuerza .
No hay materias conocidas que pueda clasificar  el ánimo de las almas.Están confinadas en los navíos que irrumpen con sus atropellos y avasallan los códigos cósmicos.
No hay destinos en esta dimension porque ellos ya llegaron a esta franja,  con el final . Destellos comienzan a expulsar fosforecencia.
Electricidad y gases emanan del anillo.
Oícaro , tiene un plan para combatir y embrollar el  método.
Giran sus naves a la misma velocidad y sentido que la luminicencia.
Las naves se voltean casi paralelamente a los brillos de las centellas. Van desviandose , cada una en un sentido contrario y desnivelan los rumbos.
En esta dimensión ,   las leyes son impulsos . 
No puede fundarse una ley cósmica, porque estamos en otra esfera.
Aquí no vale la especulación.
La aproximación es por afinidad pero tambien hay en cuestión otras fronteras que alojan y procesan en su reclusión a seres . Y allí . esos espectros cavilan las formas de evadir los códigos. 
 El silencio se conoce con la expulsión del pensamiento.
Oícaro , levanta su mano y las naves atraviesan la centellante luz, sin ser percibidos.
Van injertandose y mimetizan luz y silencio
Fragmentos de elementos impuros , viciados son observados por dispositivos del planeta   .
Son las impurezas de las cadenas, las que capta.
El planeta de pura aureola es de concepción , incorruptible y captura el contorno de cada nave.
Con un proyector envía una flama espejada y fragmentada.
Las naves del Archiduque detienen su avance .
El avance se torna problemático.
Oícaro reprime el pensamiento, impulsivo , solo tiene en su propósito, que los cañones de sus naves apunten y asesten a cada una de las llamaradas enviadas por el planeta.
Los cañones sacan sus cuerpos guardados y dirigen sus bocas hacia los blancos.
Gases de filamentos , haces de luces violentas de éter extraídos del vacío de una paralela creació
Inaudíta forma de expresión del cosmos que libera esos gases como si fuera a explotar su rápida creación.
En  fracciones , el frotamiento de esos filamentos de poderosos gases libera cadenas al unísono , de  chispas de energía .
Comienza otra progresión.
Dimensiones que se multiplican por millonesimas partes.
El Archiduque, extrae esa energía y amplifica su poder , comprimiendo y la somete  a otra potencia por compulsión.
Es un Alquimista Archiduque.


  
    

En pocos días , Nuevos Capitulos.
En pocos días , nuevas fotografias.

   
Estos capítulos se enlazan con la: Leyenda Épica de Venecia.