Viaje al mundo de las almas.

Viaje al  mundo de las almas.

miércoles, 24 de abril de 2013

Prisionera en el Castillo del Duque



Eloísa en la prision del Duque:
Camina lento ; la conducen los soldados de la guardia del Duque.
Turbulencias fétidas merodean cada rincón y el pasillo húmedo y frío es el camino de Eloísa

Miserables quejidos se oyen por cada pequeña puerta que están ubicadas a los costados de estrechos pasillos oscuros y enormes cadenas y candados sellan con un entierro , el espacio entre la vida y la muerte.
Murmullos , lamentos y lloriqueos son los desesperados esfuerzos que en cada pesadilla , cada miserable ser , se esfuerza por morir antes que continuar viviendo.
Apenas iluminado 
Apenas iluminado por candelas, que brillan amarillas y sin esfuerzo al paso de Eloisa, el pasillo es un camino interminable .
Estrepitosa la puerta se abre y una oscura y cruel oscuridad es el único panorama y la puerta con un golpe deja sellado el encierro.
Eloísa oye respiraciones , muchas almas allí conjuradas;  solo percibe que son cuantiosas , ocultas almas para ser ejecutadas por perversos designios de personajes importantes .
Se escuchan los ruidos de las llaves del carcelero que pasea , haciendo su guardia.
Eloísa tambalea ante el rose de su descalzo pié , con un cuerpo caído en el suelo y busca con su mano, una pared para recostar su cansado cuerpo. 
Dormita y nada turba su mente y su corazón.
Se despierta sobresaltada por gritos que piden clemencia pero el ruido de látigos sobre un cuerpo se suceden con ferocidad y las risas de quienes presencian el espectáculo. Es la hora de las crueldades, elegido al azar, el infeliz es arrastrado hacia el recinto de las torturas.
Eloisa observa claridad por la abertura de la puerta y se levanta para observar que por los baldosones del pasillouna canaleta desborda  sangre.
Aún es temprano y sin embargo la sed de no reprimir el impulso y continuar mutilando , no se sacia.
Silencio ,  voces que van en aumento y se abre la puerta . Ruidos , quejidos de miedo y manos que tratan de ocultar sus rostros para no ser vistos. Pero el carcelero es quien manda en estos cientos de pasillos y el designa el destino de cada uno allí encerrados.
Los últimos pasos ,de los desventurados hombres ,  desangrandose y clamando por sus vidas , es por el Pasillo de las lágrimas .
La sacan a Eloísa de la prisión , es la elegida y la conducen a una cámara, oscura de muros macizos.
Un tabique y de cada pared , ella puede ver colgados , los elementos de  tortura y cadenas de grandes eslabones cuelgan de las vigas del techo. Que sombrío está todo a su alrededor.
Eloísa..podrás soportar ahora, tanto dolor ?
Los instrumentos , ahora en una arca , esperan; son las terribles herramientas de penitencia .
En el fondo de la cámara , un fogón arde y el reflejo del fuego calentado varas de hierro , algunas están al rojo vivo.
La luz del alba se filtra por un diminuto ajimez, muy arriba.
Eloísa mira un moribundo que se halla a cierta distancia de la oscura cámara , una extraña figura deformada por las mutilaciones y que lívido ese cuerpo , aúpor sus labios extrae  hondos gemidos. Es un anciano , de largas barbas blancas  extrema delgadez .
.- Ven Eloísa  estuve esperando tu llegada desde hace mucho tiempo , toma de mi mano este objeto que  siempre debe estar contigo.
En un despesperado esfuerzo , ella lo toma de las manos del pobre anciano , antes de que el fallezca.
Ese insolito segundo no es percibido por los carceleros y Eloísa lo introduce en su boca.
Pero ella puede observar que de los pies del pobre anciano, salen raices de árboles.  
Nadie notó los cambios que se están produciendo y que Eloisa va observando .
Es  el momento que  conducida a un banquillo y
 unas gruesas cadenas le son colocadas en sus pequeños brazos , la levantan hasta que sus pies se menean en el aire.  Colgada así...desnuda , sangrando observa la luz del día y su mirada se detiene en el anciano con sus piernas de raíz de árbol una enorme capa blanca lo cubre.
Pero solo Eloísa , puede observar estos cambios..
Y en esta posición  parece que  una niña implorando , con amor y angustia , el perdón , el auxilio de quien la salve.
Pero solo es una visión.
El carcelero , se acerca con un hierro humeante y con ...

 Continua a la brevedad.
Nuevas imagenes de Eloisaodiosa , con Vestuario diseñado por ella.
Todo sera una sensación.
Con cariño